Quiste simple renal

lunes, 14 de junio de 2010

El QUISTE SIMPLE RENAL es una tumoración primitivamente benigna, de contenido líquido, de diferentes tamaños y revestida interiormente por una capa epitelial plana y fibrosa. No comunica su cavidad ni contenido con las vias excretoras y por esta causa su tamaño no disminuye con el tiempo, al contrario, el quiste simple renal tiene tendencia a crecer.

En la infancia son raros , aunque algunos autores los han encontrado en el 2 % de las necropsias de niños por debajo de los 14 años. (Campbell ,M., Cystic disease of the kidney and renal dysplasia , Saunders, Filadelfia ,1979).

El quiste renal simple suele presentarse aislado, cuando se presentan más de uno, suelen ser de diferentes tamaños.

Imagen de un quiste renal simple. Se aprecia el efecto de compresión del tejido renal contiguo y de las zonas huecas del riñón, los cálices y la pelvis renal. Su situación es cortical. (Netter, F.H.,Ciba collection of medical illustrations )

Son congénitos , y su causa puede ser la obstrucción de la nefrona unido a una isquemia de la misma.
Su contenido es un líquido seroso.
No se asocian a anomalías múltiples de carácter congénito, a diferencia de otros tipos de enfermedades quísticas renales.

           Displasia Renal
              riñón multiquístico
              quistes múltiples con obstrucción urinaria baja
           Enfermedad Poliquística Renal
              tipo infantil
              tipo adulto
           Quistes Corticales del Riñón
              simples
              múltiples
           Quistes Medulares del Riñón
              riñón esponjoso medular
                         (enfermedades quísticas importantes en urología
                         pediátrica).(Stockamp,K.,Surg.Ped.Urol.,Stuttgart,1977).

Multiquístico                       Poliquístico                      Esponjoso
(Netter,F.H.,Ciba Collection of medical illustrations).

En la actualidad se ha propuesto englobar a todas las masas renales quísticas dentro de la definición general de  “tumoraciones renales de configuración quística”. (Sánchez Martín et Alts.,Actas Urol.Esp.2008;32:507-16).
Están englobadas en esta definición primaria, las masas quísticas benignas y las de características malignas desde el punto de vista anatomopatológico.

En muchos casos de masas quísticas renales la cirugía es un acto diagnóstico, además de terapeútico. (Blanco Parra, M-A. Et Alts. Nefroma multilocular quístico.Nuevo caso y revisión de la literatura médica reciente.Actas Urol.Esp.34(3).301-2).
        
Cuando los quistes renales simples son poco voluminosos, no producen alteraciones en el riñón, pero si son voluminosos, grandes, producen compresiones en las unidades funcionales del riñón, y en ocasiones, en las vias excretoras, los cálices renales, la pelvis renal y el uréter. (Ahmed, S.,Simple renal cysts in childhood. Brit.J.Urol.44:71,1972).
Igualmente pueden provocar hipertensión infantil debido a compresión vascular. (Hoard,D.T.,O´Brien.,Simple renal cyst and high renin hipertensión cured by cyst decompression. J.Urol. 1976).

El quiste simple renal puede aparecer en un riñón único, por otra parte normal, en duplicidades y en riñones en herradura y malrotados.
Nuestra personal experiencia, entre los quistes simples intervenidos en el USP San Carlos y la Unidad de Urología Pediátrica del Hospital Universitario Virgen de la  Arrixaca , totaliza 23 quistes renales tratados quirúrgicamente.
El periodo de tiempo revisado es de 30 años.
(www.leonardonortes.es)

El DIAGNÓSTICO del quiste renal simple se hace actualmente en los estudios ecográficos rutinarios en recién nacidos o en el curso de estudios ecográficos en niños que sufren dolor abdominal, infección urinaria o hipertensión.
A veces una hematuria aislada conduce al diagnóstico.

Orina hematúrica. Los glóbulos rojos tienden a sedimentarse en el fondo.
En el pañal dejan una mancha rojiza rodeada de un cerco anaranjado.

En otras ocasiones, durante la palpación abdominal, se descubre una tumo-ración voluminosa y dura en la zona renal.

G.G.B. hombre de 1 año de edad. Imagen ecográfica quística en riñón que se corresponde con un quiste simple a tensión.
(www.leonardonortes.es)
(www.urologiapediatrica.es)


Los estudios complementarios que se usan normalmente en la práctica clínica para el diagnóstico exacto del quiste simple renal son, de menor a mayor complejidad, los siguientes:

              ECOGRAFIA PRENATAL SISTEMATIZADA
              ECOGRAFIA POSTNATAL TEMPRANA
              UROGRAFIA INTRAVENOSA AL MES DE VIDA
              TOMOGRAFIA AXIAL CONTRASTADA
              RESONANCIA NUCLEAR MAGNETICA
              GAMMAGRAFIA RENAL
             
Con una de las dos ecografias, generalmente la postnatal, de confirmación, y la urografía, se puede certificar el diagnóstico
del quiste simple renal sin hacer otros estudios de imagen más caros y complejos.

A.M.G. Quiste renal simple derecho de polo inferior a tensión. La imagen urográfica (derecha) muestra el desplazamiento de
los cálices y del parénquima renal derecho a causa del quiste.
(www.leonardonortes.es)


La punción diagnóstica, que requiere anestesia en la infancia, no es una práctica habitual en estos casos que, con experiencia, se diagnostican con poco gasto adicional.

El diagnóstico diferencial, contempla la estenosis de la unión pieloureteral simple o asociada a una duplicidad, pero siempre con riñón anulado, los megalomegaureteres obstructivos, y otros tumores renales potencialmente malignos, como el nefroblastoma , el hamartoma y los teratomas quísticos, entre otros.
Los quistes linfáticos de mesenterio y los hidroceles abdominogenitales gigantes, deben ser considerados en el diagnóstico diferencial.
Los quistes simples del riñón se pueden calcificar.

El TRATAMIENTO del quiste renal simple es siempre , en nuestra experiencia, quirúrgico.
La extirpación quirúrgica permite, además, establecer el diagnóstico y la exclusión de cualquier otro proceso ligado a la masa quística, de carácter benigno o con características malignas.

Nosotros hemos empleado siempre la cirugía abierta extraperitoneal, que nos parece el procedimiento más mínimamente invasivo y el gold standard en este tipo de patologías.

La intervención consiste en la resección de la mayor parte de la cúpula del quiste, respetando el tejido renal normofuncionante que lo rodea.
En el lecho de la cavidad quística dejamos un apósito de fibrina.
Este tipo de intervención no dura más de 45 minutos y el alta del paciente se ha producido siempre, en nuestra experiencia, a las 24 horas de la cirugía.

No hemos tenido ninguna complicación, ni a corto ni a largo plazo, en ninguno de los 23 pacientes intervenidos.

Los estudios funcionales y de imagen tardíos, nos han demostrado la práctica normalización de la silueta y de la función de los riñones afectos. En ningún caso el quiste se ha reproducido.

GCB.Lactante de un año. Quiste renal simple en el polo inferior del riñón izdo. de un riñón en herradura.( Intervención en Mayo 2010).
(www.leonardonortes.es)

GGB.Quiste renal simple.En la imagen derecha el uréter está sostenido por una cinta elástica de color rojo. En la urografía se aprecia el desplazamiento del uréter izdo. a causa del quiste renal.
(www.leonardonortes.es) (www.urologiapediatrica.es)

GGB. Quiste renal simple. Cavidad (derecha) y membrana quística extirpada.
(www.leonardonortes.es)
(www.urologiapediatrica.es)

MCS. Escolar mujer de 7 años.Imagen RNM. Quiste renal izdo. mesorenal de gran tamaño.
(www.leonardonortes.es)

MCS. Imágenes TAC del mismo quiste renal simple izquierdo.
(www.leonardonortes.es)
(www.urologiapediatrica.es)

MCS. Imágenes urográficas del quiste renal simple izdo. Se aprecia el desplazamiento centrífugo que produce la masa expansiva del quiste sobre los cálices renales, que se colocan arqueados alrededor del quiste.
(www.leonardonortes.es)

MCS. RNM del quiste renal simple izdo. Se nota el desplazamiento por compresión de los sistemas huecos y el parénquima renal izquierdo.
(www.leonardonortes.es)
(www.urologiapediatrica.es)

MCS. Cavidad quística abierta y producto de resección del quiste renal.
(www.leonardonortes.es)

CONSEJOS ÚTILES A LOS PADRES.

Si su hijo tiene una masa renal quistica o sólida, debe ponerse en contacto con un urólogo pediátrico inmediatamente.
El dolor abdominal y la hematuria pueden ser los únicos síntomas de una masa renal que está creciendo.
El pediatra le indicará pertinentemente lo que debe hacerse.

La mayoría de los tumores renales de aspecto quistico tienen buen pronóstico actualmente, si el diagnóstico y el tratamiento se hacen de manera precoz.

El Dr. Ricardo González y el Dr. Leonardo Nortes (H.U.V. Arrixaca, Murcia). ESPU 2010.Antalya.Turquía.
 

C/ Miguel Hernández, 12 · 30011 · Murcia · Teléfonos/Petición de consulta: 96 82 69 207 / 96 82 69 277 Privado: 62 96 30 923 · Privacidad y Aviso Legal ·  Diseño Web